Debido a las intensas lluvias que afectan a la región, en el 2014 hubo una manifestación temprana de la plaga de mosquitos, que continúa hasta el día de hoy.

Las temperaturas variables y la caída de lluvia en promedio de cada semana, colabora con la aparición de mosquitos de diferentes especies que atacan a los habitantes de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Además existe un tipo de mosquito que vive en los parques y soporta bajas temperaturas, extendiendo la presencia de este insecto durante más tiempo en el año.Fumigaciones GNT | Control de Mosquitos

Por tal motivo ya contamos con la presencia de esta molesta plaga desde el mes de agosto produciéndose una mayor presencia hacia el mes de septiembre, principalmente del mosquito del tipo Ochlerotatus, el cual como mencionamos anteriormente, se reproduce en los parques. Las larvas se desarrollan en el agua aunque el ambiente no alcance la temperatura necesaria, las mismas viven más tiempo en este estado hasta que haga mayor calor y entonces convertirse en mosquito.

Hay que aclarar que el mencionado mosquito no es trasmisor del Dengue.

Sin embargo el ejemplar más común en zonas urbanas es el mosquito Culex Pipiens, el cual si necesita temperaturas elevadas para poder sobrevivir, siendo muy molestos ya que tienen como hábito picar a sus víctimas de noche.

Es muy importante estar atentos a las enfermedades trasmitidas por mosquitos, siendo estas tomadas muy en serio por el Ministerio de Salud. Ante cualquier duda hay que recurrir inmediatamente al médico. Además es recomendable tratar las plagas de mosquitos con un profesional, el cual utilizará insecticidas inocuos para los seres humanos.

Medidas de Prevención:
– No tener recipientes con agua estancada dentro o fuera de la casa.
– Cambiar con regularidad el agua de macetas, floreros, peceras y bebederos de animales.
– Mantener los patios limpios y desmalezados.
– No guardar objetos al aire libre donde se pueda acumular el agua de lluvias.
– Colocarle tapa a los recipientes que se usen para el almacenamiento de agua, como tanques.
– Mantener limpias, cloradas o vacías las piletas de natación durante todo el año.
– Aplicar repelente de insectos sobre la piel y la ropa.
– Colocar mosquiteros en la casa.

Contactate con nosotros y te asesoramos GRATIS!