Las principales plagas que encontramos en capital: palomas, murciélagos y roedores.

Las palomas, los murciélagos y los roedores se han convertido en las principales plagas de la ciudad de Buenos Aires, y aunque los vecinos piensan que es posible erradicarlas, esto se vuelve cada vez más complicado ya que han entrado en la categoría de endémicas.

Esta situación empeora día a día principalmente por la falta de predadores naturales de estas especies. Sumado a la gran cantidad de alimento que consiguen estos parásitos gracias a la proliferación de la basura en las calles.

Más de 1700 reclamos mensuales son atendidos desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, por lo cual a partir del mes de octubre se dictarán talleres sobre el tema, con el fin de evitar el desarrollo excesivo de otras especies que podrían convertirse en plagas endémicas.

Además hay estaciones del año donde la reproducción de estas especies se incrementa y los vecinos se ven más afectados por las mismas. Por otra parte, si bien estas plagas afectan a todos los barrios porteños, hay algunos que se ven más afectados por la facilidad de obtener alimento y agua. Entre los barrios más afectados se encuentran: en primer lugar Constitución y Monserrat, luego La Boca, Puerto Madero y Retiro. El tercer puesto corresponde a Caballito y Flores, seguidos por Palermo, Belgrano y Núñez, y en el quinto están Villa Devoto, Villa Pueyrredón y Villa Urquiza.

La plaga de roedores es la que recibe más denuncias seguido por la plaga de palomas y en último lugar la plaga de murciélagos.

Desde el Gobierno de la Ciudad aseguran que para eliminar estas plagas, es imprescindible implementar un cambio de hábitos con respecto al manejo de residuos. Dado que controlando el hábitat de las plagas es la única forma de controlarlas.

 

Contactate con nosotros y te asesoramos GRATIS!